28 nov. 2017

29 sept. 2017

EL CAMINO HACIA ADENTRO

Ese encuentro... en la memoria


El sueño.



Lo olvidamos todo.




 Todo pasa, todo pasará, todo está pasando... dejemoslo que pase
 La caricia interna
 El teatro del olvido.

Existen un montón de cosas que quisiera olvidar, a sabiendas de que no se olvida, solo se guarda bajo llave lo que no se quiere recordar, pero hacemos el intento por desprendernos de aquellas cosas que se albergan en algun lugar de nuestro cuerpo, y esa lucha no es sino una mala obra de teatro que queremos los otros vean.
 Composición para un romance...

Mas allá de los cuerpos... mas allá... ahi está el verdadero sentido del romance.. el caos.
 La delicada mariposa carnivora
 la libertad viene del cielo... viene de adentro
Las otras voces, las otras miradas...

25 sept. 2017

DIA 211

"... sólo veía sus ojos, muy claros, que me examinaban atentamente, sin expresar nada definible. Tuve la extraña impresión de ser mirado por mí mismo".
A. Camus.
El extranjero



Mario Delgado

6 sept. 2017

EL CAMINO HACIA ADENTRO

Hace tiempo, pensaba que el lugar donde estaba, era el lugar perfecto... 
mas cuando cerré los ojos identifiqué que era el pozo de huesos del que debía salir... 
y salí.









La esperanza, la fe y el amor.
Entre la inocencia y la crueldad, la tiranía y la dulzura,
 nada puede hacerme ver lo que hay en mi corazón. Solo la prueba y el rescate del Eterno, 
la palabra-espada que parte en dos la coraza de toda emoción humana revela, 
entre los años perdidos de una infancia oculta y pura, 
la verdad que hay en el corazón-pensamiento.






Ahí estaba, era mi pesadilla, había logrado engañarme, venía de mi corazón, 
 no supe distinguir, no tuve discernimiento... estaba entre la niebla...
Mas una voz me llevó a despertar, con el mentón en el pecho, caminé entre las aguas...






A diestra y siniestra, sorpresivamente, fui condenado... 
no supe entenderlo al comienzo, como si fuera un sueño, 
como si fuera un relato metafísico o un cuento mal contado 
por mis recuerdos de hace tiempo atrás... 
no, no era eso, eran muros que se cerraban sobre mi... 
era aceite sobre mi cabeza... 
era el designio divino, la única manera de reconstruirme...





Todo lo que fui, todo lo que creí que era, 
todo aquello que vi en el espejo empañado de la respuesta a mis oraciones, 
no era sino una promesa escrita entre cenizas...




Yo vi mi corazón... se me permitió verlo... y no era yo... 
no eran mis manos, no eran mis margaritas marchitas...





Caminé por fe... a donde creí que había sido llamado... 
y aun entre el valle de sombra de muerte, mantuve mi paz... 
y no por mi, sino por el Eterno...





Un sueño recurrente de mi juventud... un baño en aguas limpias, entre hierbas flotantes...

No se porque soñaba eso, pero era recurrente, 

y hoy ya no me importa el significado de ese sueño, 
pero si la sensación que en el sueño, yo experimentaba...




A veces no se si quiero ser un árbol y quedarme quieto, solo, 
albergando campo a otras vidas, creciendo siempre hacia arriba, 
esperando ver alguna señal con el paso de las eras.
A veces no se si ser nube de lluvias y moverme por doquier, 
esperando encontrar a alguien que suspire al ver las gotas por la ventana...






Hace poco tiempo tuve un encuentro con un hombre, 
cuya intención era probar la fortaleza de mi carácter... 
derrumbó mi carácter un hombre...
Pero revivió mi espíritu el Espíritu.





Ahí estas, Oh! herencia celestial...




Decidí irme con mi carga... sobre las aguas...




Dibujo profético 1.

La historia que aun debo escribir...





El mas bonito recuerdo... no es un recuerdo...




Hace poco tuve un sueño... 
largo, enigmático, increíble, inmenso, y tan real...
Y de ese sueño largo, enigmático, increíble, inmenso, y tan real... 
quería hoy exponer esta parte, 
intentando quitar mi casco interespacial para poder ver mejor...






SIGUEME EN FACEBOOK

https://www.facebook.com/mariodunnpasto